Pasos para ir de una idea a una Pyme

ideaemprendedora

Ciudad de México, mayo 18, 2014.- Todo emprendedor comienza por preguntarse si su idea es realmente una oportunidad de negocio. Es importante tomar en cuenta que en términos generales, existen al menos tres clases de oportunidades diferentes:

  • Oportunidades denominadas de Transacción. Estas ideas hacen al “compro barato vendo caro”. Se presentan de vez en cuando, pero porque dependen de una información que no está asociada a ningún recurso o capacidad particular, no son sostenibles y, por lo tanto, tienden a desaparecer muy rápido.
  • El segundo tipo de oportunidades es el de aquellas que tienen mucho que ver con la persona que las identifica. Son las oportunidades por Experiencia. Éstas están estrechamente relacionadas con las características personales y experiencia profesional de los emprendedores que las identifican.
  • Disruptivas que son aquellas que surgen del lado de la oferta, del invento, y que luego son legitimadas en el mercado. Habitualmente, éstas son las que poseen un alto grado de innovación y, por ende, son las que tienen un alto grado de riesgo para la empresa o para el emprendedor.

 

Una vez identificada la idea, conceptualice su Modelo de Negocios y dele dinamismo a través de 5 Pautas, dado que los primeros momentos, cuando se trabaja con Ideas y Oportunidades, éstos son de grandes fluctuaciones y cambios vertiginosos.

Pauta 1: ¿Cómo hacerlo?

  • Explicar las características dominantes de cómo se ejecuta un proceso – “¿Qué hace que nuestro proceso sea único?”
  • Pauta de servicio al cliente: por ejemplo, el personal debe consistir en gurúes técnicos, cada pregunta se debe contestar en la primera llamada o e-mail, y el personal del I+D debe rotar con servicio de cliente.

Pauta 2: ¿En qué cancha jugar?

  • Qué oportunidades buscar y qué oportunidades dejar pasar. Por ejemplo, en el caso que la empresa, piense en crecer a través de adquisiciones.
  • Pauta de adquisiciones: las compañías que se adquirirán deben tener no más de 75 empleados, el 75% de los cuales deben ser ingenieros.

Pauta 3: Prioridad

  • Ranquear cuáles son las oportunidades en donde tiene que enfocarse.
  • Pauta de fabricación: la asignación se basa en el margen bruto de un producto o servicio.

Pauta 4:Tiempo que debo dedicar

  • Determinar cuánto tiempo tiene que dedicarse a una oportunidad y cuánto a otras tareas. El tiempo de desarrollo del producto debe ser menor a 18 meses o no nos se hace. No “enamorarse” de la idea por siempre, fundamentando que “en algún momento le pegaremos”.

Pauta 5: ¿Cuándo debo salirme?

  • Determinar cuándo dejar de atender una oportunidad.
  • Si un empleado clave (Gerente o no) decide irse del proyecto, el proyecto se suspende.
  • Es fundamental, antes de pensar en explotar una oportunidad, tener claro cuál será la estrategia de salida. Muchas veces, es la que más valor aporta.

 

Mexican Business Web con información de Forbes México.

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();