Mundial une a la sociedad belga

selección belga

 

Ciudad México, julio 2014.- Durante la justa Mundialista es común que muchas personas olviden quizá la situación de su país, las masas se congregan en diversos lugares solo para poder ver a su respectiva Selección y brindar su apoyo.

 

Un buen ejemplo de la unión que se vive en estos días del Mundial es Bélgica, esta nación podría enfrentar una crisis política,  pero la selección de aquel país, ha logrado unir  el escenario de este rubro.

 

Su selección nacional es un pegamento para un país que teme vivir una nueva crisis política, luego de las elecciones de mayo pasado, en donde el líder del partido independentista flamenco N-VA, Bart de Wever, ganó las elecciones.

 

Pero tras su último partido la selección ha dado motivos para asumirse como una nación, porque la selección es un ente que no ha distinguido entre las lenguas; que se divide en 6.5 millones de flamencos del norte de Flandes y los 4.5 millones de francófonos del sur.

 

El primer ministro, Elio Di Rupo, ha disfrutado cada minuto de la actuación de los Diablos Rojos. Incluso tras la victoria, por 1-0, sobre Corea del Sur, apostó con el presidente Barack Obama unas cervezas belgas si es que los belgas vencen hoy Estados Unidos y acceden a los cuartos de final del torneo.

 

“Todavía no tenemos un gobierno. No nos importa. Vamos a mantener el país unido”, dijo el defensa central Nicolas Lombaerts, consciente de la situación política de su país.

 

Es justo el buen paso de su combinado nacional el que ha llevado a la población belga a sentirse unidos por una razón.

 

Mexican Business Web 

 

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();