Economías emergentes buscan oportunidades en América Latina

amlat

Las recientes visitas de mandatarios de economías emergentes suponen un cambio en el paradigma de las relaciones internacionales de América Latina.

 

Ciudad de México, Julio 29, 2014.- Tras las recientes visitas de los mandatarios de China, Rusia y Japón a países latinoamericanos, se muestra el interés por influir en la región, misma que es rica en recursos naturales, es dinámica para las inversiones y busca una independencia a la injerencia norteamericana.

 

La última de las visitas de este nivel fue la del Primer Ministro de Japón en México, embarcado en una gira para promover lazos comerciales con economías latinoamericanas, como Trinidad y Tobago, Colombia, Chile, Brasil y un encuentro con la Comunidad del Caribe (Caricom).

 

Asimismo, las pasadas visitas del Presidente Chino XI Jinping a Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba, que dio como resultado la firma de más de 100 acuerdos comerciales; y la más impactante –de acuerdo a analistas internacionales- de Rusia a Brasil, Argentina, Cuba y Nicaragua.

 

De acuerdo a Osvaldo Rosales, director de la Diivisión de Comercio Internacional e Integración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las visitas suponen un cambio en el paradigma de las relaciones en América Latina.

 

China podría desplazar a la Unión Europea como el segundo socio comercial de la región, con Estados Unidos en la punta

 

De acuerdo al directivo, la visita china a países estandartes de la lucha contra el “imperialismo” norteamericano, no supone nada más que fines económicos. El gigante asiático necesita los recursos naturales de la región para mantener el ritmo de crecimiento, entre 5 y 7%.

 

China, agrega, es el mayor consumidor de productos latinos y los países visitados son primeros o segundos exportadores. La intención de China es asegurar el abasto, a largo plazo, de todos esos recursos.

 

Por otro lado, con la firma del nuevo banco de desarrollo, conformado por Rusia, India, China, Brasil y Sudáfrica (BRICS), supone una alternativa a las ya conocidas y no muy bien aceptadas instituciones bancarias –Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Se han firmado acuerdos, por las naciones mencionadas en párrafos anteriores, en materia energética, minera y agricultura

 

Venezuela amarró acuerdos bilaterales con China en temas petroleros, minería y agricultura, en momentos en que la nación bolivariana es el séptimo abastecedor de crudo a nivel mundial. Otro acuerdo de esta magnitud, es el pactado con Cuba en materia de importación de níquel y exploración petrolera en aguas cubanas del Golfo de México.

V

Esta tendencia marca el inicio de la reconfiguración del escenario internacional. Cuba, encabezada por Raúl Castro, es la bandera en contra del “imperialismo”, posición que obtuvo tras la muerte del Presidente Venezolano, Hugo Chávez.

 

La llegada de Jinping o de Putin, para signar acuerdos en materia de inversión o de intercambio tecnológico es un cambio radical en la política exterior cubana, lo que demuestra un panorama distinto en toda la región latinoamericana.

 

Por el otro lado, Rusia, quien se encuentra, en cierto modo, atado de manos, tras las sanciones impuestas por la Unión Europea, busca potencializar las relaciones en América Latina, aprovechando el impulso brindado por su pertenencia en BRICS.

 

El nuevo panorama, sin embargo, supone riesgos, en la actualidad la desaceleración china se percibe en un nivel menor, pero podría incrementarse de no suponer cambios en Asía. China se encuentra en un proceso de reformas que tiene miras a desarrollarse por medio de la expansión del mercado doméstico, supondría mayores recursos de capital en el sector privado, lo que detonaría la inversión extranjera.

 

Mexican Business Web 

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();