México mantendría calificación tras absorción de pasivos

MOODYS MEXICO

La suma de los pasivos de Pemex y CFE suman un billón 742 mil millones de acuerdo a la Secretaría de Hacienda.

 

Ciudad de México, Julio 30, 2014.- Mauro Leos, analista de deuda soberana de México de Moody´s, ha señalado que el Gobierno Federal cuenta con un margen de maniobra en sus fianzas públicas para asumir los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

Detalla que de incrementarse la relación deuda como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) del 30% actual a cerca de 40%, no implicaría un cambio en la calificación de riesgo que posee México en estos momentos, de A3.

 

Existen países que cuentan con razón de deuda/PIB de 50%, como Malasia, que cuenta con la misma calificación que México, o bien República Checa, con calificación A1, y tiene una relación 45% deuda/PIB. Finalmente, Corea del Sur, con calificación AA3, tiene 40%.

 

El tema de los pasivos, recientemente anunciado, no estaba contemplado en el otorgamiento de la calificación riesgo del país, aunque, señala, en términos fiscales, la nación tiene fuerza, comparado con países como Brasil, Malasia o Polonia.

 

El monto del pasivo de Pemex y CFE, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda, suman un billón 742 mil millones de pesos, equivalente a 10% del PIB nacional

 

La modificación en la calificación se evitaría de saber acomodar y como se distribuyan los costos del pasivo en un mediano o largo plazo, entre el Gobierno, Pemex, CFE y los trabajadores.

 

Sobre una modificación positiva, señala que ésta se daría en función del impacto de las reformas estructurales, su aplicación y sus resultados en un mediano plazo, agrega que los primeros cambios se percibirán para la segunda mitad del sexenio.

 

Las estimaciones para el próximo año, señala, el crecimiento se estabilizará y las tasas serán más altas, factores que impulsarán el crecimiento a cerca de tres por ciento, toda vez que se normalicen las cosas y de arreglarse el sector de la construcción.

 

Los efectos se perciben al exterior, con muestras de interés y llegada de inversiones y no solo en compra de bonos, pero el paso del interés al hecho tardará un poco más en concretarse, de dos a tres años, concluye.

 

Mexican Business Web

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();