Microfinanzas instrumento para combatir la pobreza

Elenitza Canavati, coordinadora general del PRONAFIM.

Elenitza Canavati, coordinadora general del PRONAFIM.

Mérida, Yucatán.- El impulso al microfinancimiento se ha convertido en un instrumento para combatir la pobreza al dispersar créditos a personas con rezago financiero, en fondos como capital semilla y acompañamiento empresarial.

 

Marco Antonio Ponce, coordinador sur de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), señaló que la microfinanciación aumenta las fuentes de ingresos, al dinamizar la economía local, proveer autonomía empresarial y permitir enfrentar imprevistos.

 

Las microfinanzas “deben contemplarse como una alternativa  de inclusión financiera, como un organismo para llevar a cabo iniciativas productivas”, señaló en su participación dentro del Encuentro.

 

Añadió que las posibilidades de desarrollo nacional disminuyen por la baja recaudación fiscal comparada con otras economías de América Latina.

 

La informalidad supone la falta de acceso a crédito, frena la participación en el mercado internacional y la eficiencia productiva, por tanto “la inclusión financiera tiene que ir de la mano de la reducción de la informalidad para combatir la pobreza y la desigualdad” puntualizó.

 

De acuerdo con Víctor Caballero, secretario general del gobierno de Yucatán, el 60%  de los adultos utilizan instrumentos financieros informales que ponen en riesgo su patrimonio, por lo que el Encuentro de Microfinanzas representa un avance en la evolución del microfinanciamiento como factor de inclusión económica y social.

 

Adolfo Peniche, delegado de la Secretaría de Economía en Yucatán, recalcó que las  microfinancieras y las microempresas pueden cambiar el rumbo y la dinámica de la economía nacional, al enfocar esfuerzos en el desarrollo de una nueva cultura de innovación y emprendimiento.

 

Por Vianey Pichardo

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();