Ronda Uno; oportunidad para empresas mexicanas

plataforma

Ciudad de México, diciembre 12, 2014.- La primera parte de la Ronda Uno, contemplada en la reforma energética y que abarca 14 bloques de exploración en aguas someras, presenta grandes oportunidades para participación de empresas mexicanas, debido a la baja complejidad de los campos, fomentando la alianza con empresas extranjeras especializadas en el sector.

La Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Secretaría de Hacienda dieron a conocer este jueves las condiciones y requisitos para que el sector privado participe en la licitación de la Ronda Uno.

“Sí da para que entren empresas mexicanas con una experiencia limitada o en consorcio, porque no son áreas especialmente complicadas. Se pueden formar equipos interesantes. Tal vez lo relajaron (las condiciones) para dar cabida a empresas nuevas o porque el mercado podría estar complicado por los bajos precios del petróleo”, dijo en entrevista Miriam Grunstein, analista y académica del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Los costos de producción por barril serían de 20 dólares, aunque se prevé una cotización de hasta 53 dólares, garantizando la rentabilidad para el Estado y las empresas.

“Las empresas mexicanas tiene que ir en quipo por la falta de tecnología, en el mercado no hay equipo necesario”, comentó el consultor independiente de Pemex, Ramsés Pech.

Agregó que las empresas mexicanas con las más altas probabilidades de participar son: Alfa, que recientemente realizó una alianza con Pacific Rubiales Energy para crear una empresa conjunta para participar en las licitaciones energéticas de la Ronda 1, además de Grupo México, Diavaz y Protexa. Entre las extranjeras se encuentran: Shell, Chevron o Texaco.

Los bloques someros se encuentran repartidos en las provincias de Alak-Kach-Kastelan y las Cuencas del Sureste y en Tabasco y concentran 8% del total de recursos que se licitarán. Se espera se adjudiquen los contratos de los bloques, que tienen una profundidad de entre 40 y 80 metros, a mediados de julio de 2015.

Los interesados deberán comprobar su experiencia en al menos tres proyectos de exploración y extracción o en uno o dos de gran escala. Deben presentar un capital contable de mil millones de dólares y 10 mil en activos. En caso de asociación, esta no deberá exceder las tres empresas y comprobar un capital contable de 600 millones de dólares.

“Se quieren asegurar de que las empresas tienen la suficiente capacidad para los proyectos”, comentó el asociado de la consultora especializada Marcos y Asociados, Luis Miguel Labardini, quién declaró que es necesario la formación de alianzas.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();