México mantiene perspectivas de crecimiento estable; S&P

grafica mexico

S&P indicó que las perspectivas de crecimiento de México se mantienen estables, impulsadas por las reformas estructurales, especialmente la energética y fiscal.

Ciudad de México, diciembre 19, 2014.- La calificadora Standard & Poor´s (S&P) confirmó este las calificaciones soberanas de México y la perspectiva se mantiene estable, como reflejo del historial de políticas fiscales y monetarias cautelosas del país.

La calificadora ratificó así las notas soberanas de largo plazo en moneda extranjera de BBB+ y moneda local de A, pues México ha logrado combinar una creciente tradición de políticas macroeconómicas prudentes con un ambicioso conjunto de reformas que buscan impulsar las perspectivas de crecimiento y reforzar su flexibilidad fiscal.

Destaca que la implementación de la histórica reforma energética, apoyada por cambios en el marco fiscal, favorece las perspectivas de crecimiento de México y su flexibilidad fiscal durante los próximos tres años, pese a la baja de los precios del petróleo.

La evaluadora internacional de riesgo crediticio también confirmó calificaciones soberanas de México en moneda local de largo plazo de ‘A’ y de corto plazo de ‘A-1’, y precisó que la perspectiva de las calificaciones de largo plazo se mantiene estable, lo mismo que su evaluación.

Indicó que la perspectiva es estable, lo que refleja el balance entre los desafíos de la implementación de estas ambiciosas reformas en 2015 y 2016 con la mayor flexibilidad fiscal y dinamismo que esperamos en la economía durante los próximos dos a tres años.

Explicó que las calificaciones de México reflejan su historial de políticas fiscales y monetarias cautelosas que han contribuido a que el país mantenga bajos niveles de déficits gubernamentales e inflación, así como moderados niveles de deuda fiscal y externa.

Resaltó que México ha logrado combinar una creciente tradición de políticas macroeconómicas prudentes con un ambicioso conjunto de reformas que buscan impulsar las perspectivas de crecimiento del país y reforzar su flexibilidad fiscal. Durante los últimos dos años el gobierno logró que el Congreso aprobara reformas significativas, entre ellas la fiscal y la de energía.

Expuso que la reforma fiscal busca contener la dependencia del gobierno de los ingresos petroleros en un periodo de cuatro años mediante el incremento de la participación de los ingresos no petroleros en un estimado 2.8% del PIB.

Standard & Poor’s comentó que la aprobación de la histórica reforma energética debe impulsar las perspectivas de crecimiento de México y su flexibilidad fiscal en el mediano plazo.

“Esta expectativa fue la razón detrás de nuestra alza de calificación de México en diciembre del año pasado después de que el Congreso mexicano y las legislaturas estatales aprobaron una enmienda constitucional para abrir el sector de la energía a la inversión privada. Fue un momento decisivo para México”, recordó.

En 2014, el Congreso aprobó todas las leyes secundarias necesarias para la implementación de la reforma, y se espera que el gobierno presente las primeras licitaciones para empresas del sector privado sobre mantos existentes en julio de 2015, bajo acuerdos de producción compartida.

En su opinión, la apertura del sector de hidrocarburos al sector privado atraerá inversiones significativas para todo el sector de energía en el mediano plazo, y deberá impulsar el crecimiento de la economía, aunque estos efectos en la actividad económica estarán por verse en varios años.

Precisó que durante los próximos dos años, el ritmo de la inversión en el sector también dependerá de dos importantes eventos que se han desarrollado durante los últimos meses: la caída en los precios del petróleo y los desafíos para la administración derivados de la violencia interna relacionada con el narcotráfico.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();