Reforma al campo avanza con trascendentales cambios estructurales

campo

La Sagarpa destacó que al cierre de 2014 esta reforma registra cinco importantes cambios estructurales.

Ciudad de México, enero 02, 2014.- La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) lleva a cabo una paulatina y sólida reforma al campo que avanza en el proceso de democratizar la productividad y evitar la regresión social.

Marco Augusto Bucio Mujíca, oficial mayor de la dependencia, destacó que al cierre de 2014 esta reforma registra cinco importantes cambios estructurales; el primero de estos cambios, refirió, es el financiamiento al campo, que disminuye la tasa de interés a un solo dígito y suprime las garantías condicionadas en la antes Financiera Rural, en la actualidad Financiera Nacional de Desarrollo.

“Este cambio es de fondo porque no había crédito para el mediano y pequeño productor, en virtud de que tenía que dar en garantía la tierra, es decir, su patrimonio, y eso se puso para capitalizar al banco, no para dar crédito; esa es una de las razones por las cuales se modificó”, explicó.

Bucio Mujíca recordó que hoy en día la garantía es la propia cosecha y el productor que trabaje su tierra tendrá acceso a un crédito con una tasa máxima de 7% en el caso de los productores pequeños y de 6.5% para mujeres productoras.

Explicó que será el Estado quien dará las garantías necesarias para que los créditos que el sector privado otorga a los campesinos tengan las mismas condiciones preferenciales.

Expuso que el segundo cambio consiste en modificar la regresividad con la renovación del Programa de Fomento a la Agricultura (Proagro) a partir de 2015, lo que permitirá eficientar y transparentar el uso de los recursos en el campo, además, optimizar la ejecución de los mismos e incrementar la productividad de los pequeños productores.

De acuerdo con información de la Sagarpa se estima que con recursos ahorrados del Proagro Productivo, por baja de unidades que no acreditaron el uso del incentivo, se podrá incorporar a pequeños productores poseedores de una a tres hectáreas.

Datos de la Subsecretaría de Agricultura indican que al cierre de 2014, apoyó a dos millones 292 mil 422 productores, poseedores de tres millones 534 mil 326 predios, con una superficie aproximada de trece millones de hectáreas.

Estimó que en 2015 los apoyos serán de dos millones 383 mil 935 productores que poseen tres millones 653 mil predios en una superficie de 13 millones 383 mil hectáreas.

Augusto Bucio expuso que el tercer cambio estructural en el camino de la reforma al campo es que la dependencia lleva a cabo la focalización de su estrategia de incentivos.

Explicó que dichos incentivos, que dejaron de ser llamados subsidios, serán entregados mediante mapas productivos, inexistentes en el pasado, los cuales sirven para identificar zonas potencialmente productivas en cada una de las entidades del país.

Recordó que Propesca, que es operado por Conapesca, surgió en 2014 para apoyar al sector social de los pescadores y en donde ahora destaca un programa de capacitación pesquera en nuevos programas de acuacultura y piscicultura.

“Este programa es muy importante porque cuando hay veda, se crea una degradación social en la población dedicada a esta actividad”.

Refirió que dicho tiempo de espera se vincula con la capacitación de los productores y en 2014 el programa inició con presupuesto de 50 millones de pesos y para 2015 se asignaron 250 millones de pesos.

El funcionario federal expuso que un cuarto cambio estructural “y de fondo” es la actualización del Programa de Ingreso Objetivo que busca garantizar a quienes producen trigo, arroz, algodón pluma, maíz, sorgo, cártamo, canola, soya y semilla de girasol una utilidad mínima que les permita seguir en la actividad agrícola.

En ese sentido, ejemplificó que si en la actualidad el precio del maíz es de dos mil 200 pesos en promedio por tonelada, los productores recibirán 3 mil 300 pesos la tonelada, esa diferencia es recurso fiscal, de todos los mexicanos, en beneficio de los productores.

En el caso del maíz amarillo, añadió, se le otorgará al productor un sobre precio de 350 pesos para que cobre 3 mil 650 por tonelada, en lugar 2 mil 200 que es el precio del mercado, lo que ha generado aliento, tranquilidad, paz social en el campo.

El quinto cambio estructural que registra la reforma al campo en su avance es la definición de la potencialidad pecuaria que México tiene como país “y en donde no necesitamos modificar leyes, lo que sí es necesario es modificar acciones”.

Tal es el caso de la creación del Comité Ejecutivo de la Carne, en donde participa toda la cadena productiva para que sean los propios integrantes quienes ejecuten los programas y señalen hacía dónde deben dirigirse.

Indicó que también está el Comité Ejecutivo de la Leche y en 2015 se conformará el de Pesca, para que de esta manera “los grandes cooperativistas pesqueros que están organizados y que son el sector social de la industria decidan qué programas les son útiles y cuáles no”.

“Está en una dinámica muy diferente al resto de los cambios estructurales, al trabajar internamente para democratizar la productividad y adicional a ello evitar la regresividad”, subrayó el funcionario.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();