CMV incrementará presencia del vino mexicano en el mundo

El CMV promueve productos como la uva de mesa, la uva pasa, los concentrados de uva y las uvas utilizadas para brandy.

El CMV promueve productos como la uva de mesa, la uva pasa, los concentrados de uva y las uvas utilizadas para brandy.

Daniel Milmo es nombrado nuevo presidente del CMV.

Ciudad de México, mayo 4, 2015.- La semana pasada el coahuilense Daniel Milmo, director comercial de Casa Madero, fue nombrado como nuevo presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) en sustitución de Luis Cetto quien ocupo ese mismo papel por 13 años consecutivos.

Milmo afirma que la industria vitivinícola ha registrado un crecimiento considerable a nivel nacional, sin embargo también enfrenta retos considerables como lo son los prejuicios de los consumidores mexicanos y su preferencia por vinos de procedencia extranjera.

Se estima que en el mercado de los vinos de mesa, 26% pertenece a marcas nacionales mientras que el 74% restante es constituido por etiquetas de origen extranjero siendo España, Italia y Francia los países que más vino venden en nuestro mercado, derivado de esta situación el CMV se ha propuesto la misión de revertir esta tendencia causada principalmente por la infravaloración del vino mexicano, que según informa el presidente del CMV están a la par de los mejores vinos del mundo e incluso algunos ostentan condecoraciones a nivel mundial por sus extraordinarias cualidades.

Por otra parte también comenta el esfuerzo que han mostrado las casa productoras que se han dado a la tarea de invertir en instalaciones y equipos con la finalidad de ofrecer un producto final con calidad y que inspire confianza al mercado mexicano por lo que el CMV espera que la tendencia empiece a cambiar poco a poco para llegar a una paridad entre las ventas de vinos importados y nacionales como primera meta impuesta en un mediano plazo.

Se estima que la industria del vino de mesa en nuestro país asciende a los 12 mil 500 millones de pesos, cifra que incluye también las marcas de vinos importados, asimismo puntualizo que el consumo per cápita es de 500 mililitros anualmente, cifra que advierte bastante baja en comparación con otras naciones productoras.

Los retos que enfrenta el CMV son bastante claros y se comenzarán a afrontar de manera directa para brindar la oportunidad a la industria nacional que es fuente importante de empleos, no solamente para los que se dedican a la producción de vino de mesa sino a toda la gama de productos que la CMV promueve como lo son la uva de mesa, la uva pasa, los concentrados de uva y las uvas utilizadas para la elaboración del brandy, por lo que incentivar dicha industria es una tarea de importancia considerable, que indudablemente atraerá cuantiosos beneficios a manos mexicanas.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();