Economía mexicana más positiva que negativa

La reciente estabilización de los precios del petróleo debería ejercer un efecto positivo sobre la ejecución de las reformas energéticas.

La reciente estabilización de los precios del petróleo debería ejercer un efecto positivo sobre la ejecución de las reformas energéticas.

Las principales áreas de la economía están registrando un aumento de la inversión.

Ciudad de México, junio 02, 2015.- Desde principio de año, el índice MSCI México ha ofrecido un rendimiento, en moneda local del 4.9% (1.6% medido en dólares), lo que supone una recuperación del 9.8% desde su mínimo de mediados de enero.

Un reporte elaborado por el departamento de Estrategia de Inversión de Credit Suisse dentro del área de Banca Privada y Gestión de patrimonios (Private Banking & Wealth Management research), en uno de sus apartados que se titula “La economía de México muestra más puntos positivos que negativos” indica que la cifra es inferior a la del general MSCI Latin America, que ha rendido un 6.8% desde principio de año. El momentum de los beneficios empresariales sigue siendo negativo, debido a las fluctuaciones de la divisa, puesto que el tipo medio de cambio en 2015 es de 15.05 pesos por dólar estadounidense, cuando en el cuatro trimestre de de 2014 era de 13.89.

“La bajada de los precios del petróleo, que se ha traducido en una disminución de los ingresos fiscales, ha obligado al gobierno a recortar el gasto público para reforzar la estabilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Estos recortes implican un crecimiento de la inversión en infraestructuras menor de lo esperado, así como una ralentización general de la economía”, establece el documento.

La reciente estabilización de los precios del petróleo debería ejercer un efecto positivo sobre la ejecución de las reformas energéticas, ya que los nuevos proyectos resultan ahora más atractivos.

Nuestra previsión es que la economía estadounidense se agilice en los próximos meses, lo cual podría impulsar positivamente a México, pero por ahora hay que esperar para ver si finalmente es así. El sector privado, sin embargo, continúa evolucionando bien.

Las principales áreas de la economía están registrando un aumento de la inversión, como sucede en el sector inmobiliario en particular, que se espera que bata su récord de inversiones este año.

El consumo interno muestra signos de mejora, lo que conlleva una notable recuperación de las ventas. Según la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), el crecimiento de las ventas de cada establecimiento en los últimos 12 meses ha sido del 4.9% en abril y promedia un 5.1% en lo que va de año, cifra que contrasta con la media del 0.7% registrada en 2014.

Credit Suisse indica que aunque hay más factores positivos que negativos, parece que el mercado mexicano de renta variable está atravesando dificultades para batir su máximo histórico alcanzado en otoño de 2014. Puede deberse a la valoración, puesto que el múltiplo de la P/E a 12 meses vista es de 19, lo que sitúa al mexicano entre los mercados más caros del mundo. Un múltiplo tan elevado solo puede deberse a un aumento muy notable de los beneficios en los años venideros, cosa que no resulta muy realista.

“En nuestra opinión, cualquier estrategia adecuada para invertir en el mercado mexicano de renta variable debería incluir la gestión activa, con un riguroso proceso de selección de valores, en lugar de la realización de inversiones pasivas. Nosotros apostamos por empresas con fundamentos sólidos, elevados rendimientos del capital, fuerte crecimiento de las ventas y valoración razonable. Hemos identificado oportunidades en el sector financiero, en ciertas empresas de comercio minorista, aeropuertos y FIBRAs (mercado inmobiliario mexicano)”.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();