No deje que una empresa de cobranza lo amenace

145650-944-656

Las amenazas de las empresas de cobranza buscan intimidar al deudor, pero esto es ilegal.

La Condusef, regula las actividades de las empresas de cobranza, y las sanciona en el caso de incurrir en la ilegalidad.

Ciudad de México, junio 12, 2015.- Las empresas de cobranza utilizan métodos de intimidación que comprometen la integridad de las personas, que por diversos motivos, no han tenido el tiempo y dinero suficiente para liquidar sus deudas, pero esto no debe ser excusa para que estas empresas violen tu intimiden.

La posibilidad de acceder al crédito cambió totalmente los hábitos de consumo de las personas. Pero las compras sin dinero trajeron también la creación de entidades que se encargan de asegurar los pagos de los deudores: las empresas de cobranza o recaudación.

Lo más sensato sería que antes de adquirir cualquier deuda, te informes sobre el funcionamiento de este tipo de compañías.

Comúnmente se les llama empresas de cobranza, pero en estricto rigor son empresas recaudadoras. Consisten en sociedades que fueron creadas para realizar cobranzas extrajudiciales, esto es, antes de que se cobren a través de la vía judicial.

Sin embargo, muchas de estas firmas también ofrecen dentro de sus servicios la gestión de cobranzas judiciales.

Asimismo, ofrecen el servicio de cobranza preventiva (anticipar la morosidad de las deudas).

¿Cuáles son sus procedimientos?

  • Realizar llamados telefónicos en días y horas hábiles.
  • Enviar cartas de cobranza al deudor.
  • Visitar el domicilio del deudor.

La primera forma en  que realizan y que a su vez es la que mayor demanda de quejas ha tenido, son las llamadas telefónicas. En ellas se utiliza un leguaje vulgar, amenazante y discriminatorio. El objetivo es crear miedo y pánico en las personas.

Los agentes telefónicos, a pesar de identificar quién es la probable persona que responde la llamada, ofenden y agreden, no importando que esta misma responda con frases de “no vive aquí” o “no lo conocemos”, que claro es ciertos casos es solo para evadir el pago, estas llamadas se realizaban en distintos horarios, incluso de madrugada.

El segundo método que utilizan las empresas es enviar cartas, en esta se le notifica al deudor en su domicilio del adeudo. Esta forma resulta ser más efectiva debido a que el deudor en verdad ve que realmente si se procederá conforme a derecho derivado del adeudo que tiene del financiamiento adquirido.

Aquí también se utilizan amenazas con un lenguaje distinto pero con el mismo fin, además se incluye un posible embargo de bienes y hasta el uso de fuerza judicial.

Finalmente, las empresas terminan por mandar a un representante de la misma con el fin de notificar personalmente al deudor de las acciones que se tomarán para liquidar el pago de su deuda.

Es esta modalidad se obliga al deudor, en caso de encontrarlo, a firmar la notificación de aviso; caso contrario es que los agentes toman fotografías del domicilio y tras llenar un formulario dejan una nota sobre la visita que se realizó.

Es importante resaltar que en este caso también se molesta a los vecinos del deudor donde les cuestionan sobre si lo conocen, horarios en que se pudiera encontrar y  más datos personales.

¿Qué puedo hacer como usuario, dónde denuncio?

Derivado de los casos anteriores, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), implemento una ley que restringe las actividades de las empresas de cobranza, siendo acreedoras a multas y sanciones en caso de incurrir en los supuestos de la ley.

Algunos de los lineamientos que establece la Condusef son:

  • Queda prohibido enviar documentos que simulen ser escritos judiciales, es decir, no podrán decir que pertenecen a alguna dependencia oficial, juzgado o a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), como algunas cartas que así lo escriben.
  • El horario para cobrar vía telefónica será entre las 7:00 y las 22:00 hrs. Quedan prohibidas, por tanto, las llamadas en la madrugada.
  • El despacho debe especificar el nombre, domicilio, correo electrónico y número telefónico de la institución financiera que representa, así como el lugar donde se recibirán las quejas por mala cobranza. Esto es muy importante porque cuando alguien reciba una llamada de un despacho el cobrador deberá especificar a qué banco representa, y no asumir la deuda como propia.
  • No se podrá cobrar a niños o adultos mayores.
  • No podrán exhibir a los deudores por medio de carteles, cartulinas, ni dejar las cartas de cobranza a la vista de todas las personas.
  • Ningún despacho podrá recibir pago de los deudores y debe aclarar al interesado que todos los depósitos serán directamente con la empresa a la que se le debe.
  • De llegarse a concretar alguna negociación, ésta deberá ser por escrito y en el convenio se deben especificar las condiciones de la misma.
  • No se pueden hacer gestiones de cobro a familiares, amigos, vecinos, ni cualquier persona que no sea el deudor.
  • No se debe intimidar, ofender o amenazar a la persona que tiene el adeudo.

En el siguiente link puede denunciar a la agencia de cobranza ante la Condusef: http://e-portalif.condusef.gob.mx:8051/cobranza/index.jsp .

Por: Detter Forteza/Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();