Nula transparencia en procesos de concursos de licitaciones en México

licitaciones

Banorte ha señalado que CFE no cumple con las reglas del juego, ya que se permitió participar a compañías que no cubren requisitos.

La ineficiencia del uso adecuado del gasto público y sobre todo de la corrupción inunda de problemas a los concursos mercantiles (licitaciones) de México.

Ciudad de México, julio 3, 2015.- Los principales problemas que México tiene en su elaboración de licitaciones públicas y por las cuales deben pasar los licitantes por pésima papelocrácia de requisitos para registrarse, los componentes financieros, en la modalidad de obra pública financiada, contratos públicos como acto de autoridad, el cual en vez de de generar una relación contractual, resulta confusa e inequitativos para los contratistas.

Por esto, muchos competidores potenciales se limitan a su participación de las licitaciones, lo cual la asignación de las licitaciones genera una propuesta solvente muy baja.

El último caso que compete a este tipo de prácticas ilegales es el caso de del banco mexicano Banorte con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En días recientes Seguros Banorte manifestó por escrito su extrañeza en licitación LA-018TOQ003-N167 2015 para el aseguramiento de bienes de la CFE, la empresa productiva del Estado permitió la participación de una compañía que no cumple con los requisitos para realizar esta cobertura.

Francisco Landaverde, director general de Seguros Banorte, envió una carta a Héctor de la Cruz, director de Administración de la CFE, para solicitarle que el proceso se apegara a las reglas de transparencia y equidad, pero sobre todo que se cumpliera con los parámetros exigidos a todas las compañías interesadas.

El proceso que inició la CFE, y que es motivo de la carta de Banorte, es para seleccionar una nueva aseguradora en los rubros de responsabilidad civil, incendio, riesgo catastrófico, riesgos profesionales, así como en marítimo y transportes.

En las reglas para participar se especificó que las empresas que puedan proveer el servicio deben tener primas promedio emitidas de los últimos cuatro trimestres en el ramo de daños, por al menos mil millones de pesos.

Las empresas interesadas en este proceso son Banorte, Inbursa, Grupo Nacional Provincial (GNP), AXA y Mapfre, pero de todas las compañías, GNP no cumple con los requisitos, de acuerdo con las cifras publicadas por Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y que fueron presentadas en el concurso.

La empresa GNP reportó que en ese periodo tuvo un acumulado aproximado de 570 millones de pesos; es decir, incumple con el monto mínimo de primas emitidas, que es de mil millones.

En materia jurídica, la imagen de amparos y recursos jurídicos son el pan de cada día de los argumentos más usados en materia de licitaciones en México, con la finalidad de ganar la concesión de cierto concurso.

Esto no es nuevo para el gobierno, al menos en los últimos tres sexenios se han contabilizado seis proyectos de obra pública que incurrieron en irregularidades presupuestales.

Es curioso que estos seis proyectos cuenten con un común denominador, el cual se plantearon como proyectos que catapultarían el desarrollo del país, pero se hizo uso de ello con fines electorales, siendo bandera de plataformas políticas.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();