Agua embotellada, mina de oro

agua embotellada

De acuerdo a datos de la consultora Euromonitor International, México fue el año pasado el principal consumidor de agua embotellada en el mundo.

Resulta complicado visualizar y concebir nuestra vida diaria sin agua embotellada.

Ciudad de México, agosto 1, 2015.-Hoy en día, tenemos mayores y mejores opciones de compra en casi todos los sectores de bienes y servicios.

Antiguamente, los consumidores se tenían que enfrentar a complejidades en distancia, en las que comúnmente existía sólo un almacén que se encargaba de proporcionar bienes.

Hoy, esto ha cambiado en la mayor parte de la industria y en la mayor parte de los sectores: alimentación, vestido, calzado, limpieza, bancario, entre otros. La industria embotelladora de refrescos y aguas carbonatadas aparece como una de las actividades de mayor importancia económica y social.

El valor de su producción

La industria embotelladora represento en 2014, el 1.7% de la producción nacional y casi el 2% del Producto Interno Bruto total. En ese mismo año la producción de refrescos en México representó el 10% de la producción mundial.

Esta magnitud de producción y ventas, ubica a la industria embotelladora de México como una de las más importantes en el mundo, situándose a la par de la industria embotelladora de los Estados Unidos.

El abastecimiento de agua se da por tres vías: la red de servicio público, la compra de agua embotellada desde los 325 mililitros hasta los garrafones de 20 litros y las pipas y camiones-cisterna que suelen contener 10 mil litros.

La inmensa mayoría de los ciudadanos se ve forzada a complementar el servicio de agua que reciben del Estado. Los principales factores que influyen el elevado consumo de agua embotellada en el país se debe la poca confiabilidad en los sistemas operadores de agua, el incremento del acceso y la conveniencia del agua embotellada y la falta de una estructura regulatoria que controla esta creciente industria.

Según cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a fines de 2013, últimos datos disponibles, la cobertura de agua potable a nivel nacional era de 92,3% (95,4% en zonas urbanas y 81,6% en zonas rurales).

Más del 70% de las ventas de agua embotellada, ya sea en tiendas o a través del servicio directo al hogar, se da en botellones de 19 litros, donde el litro se consigue por menos de 2 pesos. Cada mexicano tomó 163.5 litros de agua al año.

Esa cifra sólo toma en cuenta las ventas en supermercados, tiendas y almacenes, por lo que no incluye las compras en bares o restaurantes. De esta forma, los hogares terminan desembolsando entre 5% y 10% de sus ingresos en agua embotellada.

Tres empresas concentran el 82% del mercado de agua embotellada en México: la francesa Danone y las estadounidenses Coca-Cola y PepsiCo.

De acuerdo a una estimación de la revista Forbes del año pasado, la ventas de agua embotellada de las principales empresas en México alcanzarán los 13 mil  millones de dólares en 2015.

El consumo de agua embotellada aumentó 4% el año pasado, en parte a raíz de un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();