Ecuación peligrosa dólar-inflación

dólar

Pese al severo debilitamiento del peso mexicano, que hasta la primera mitad de julio acumulaba una depreciación del 7%, el índice de precios de bienes durables.

México ha alcanzado su  mínimo histórico en inflación al mismo tiempo que la cotización del peso mexicano frente al dólar, depreciándose un 25%.

Ciudad de México, julio 29, 2015.-En días recientes, se ha discutido el trágico aumento del dólar ante el peso mexicano, derivado de factores tanto externos como internos que han lacerado a la economía mundial.

Con datos del INEGI, durante los 12 meses previos al mes de julio, los precios al consumidor se incrementaron en promedio en un 2.76% a comparación del año anterior.

Por el contrario, en ese mismo lapso la cotización del dólar frente al peso aumentó en 21.4%, es decir, el crecimiento de los precios fue apenas el 12.8% respecto a la devaluación.

Es un hecho que los incrementos en los costos de insumos y servicios valuados en dólares, que ya han ocurrido, no se han reflejado aún en los precios al consumidor.

Esta trayectoria tan favorable y sin precedente histórico en los datos de inflación se explica principalmente por cuatro factores:

  1. Una importante desaceleración en el incremento de los precios de alimentos y bebidas que en el 2014 fueron impactados por la introducción del IEPS.
  2. Una mejor dinámica en los precios de servicios atribuible a la reducción en los costos de telefonía debido a la eliminación del cobro de largas distancias.
  3. Una mejor dinámica en los precios de la electricidad.
  4. La eliminación del incremento mensual en los precios de los combustibles.

El incremento que tengan las tasas domésticas dependerá tanto del alza que haya fijado la Fed como del impacto inflacionario previo que haya tenido la depreciación del peso.

Si por cualquier razón, aun después de los incrementos de las tasas, el tipo de cambio sigue arriba, entonces será probable que sí haya un impacto más fuerte sobre los niveles de inflación posicionándose por arriba de 3% anual.

Históricamente, la depreciación del peso frente al dólar ha sido una fuente importante de inflación debido al incremento de los precios de los bienes importados y al traspaso de este incremento de precios a otros bienes y servicios que a su vez generaban un incremento en las expectativas de inflación.

Existe la expectativa de que si la Fed sube las tasas en su reunión del 17 de septiembre, el Banxico lo hará cuando notifique su decisión el lunes 21 de ese mismo mes.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();