Hasta la vista… tiempos compartidos

tiempos compartidos

El nuevo esquema de flujo y generación de una economía mundial ha puesto de moda empresas como Spotify, Uber, Coachsurfing, Airbnb como un modelo de relaciones de consumo y oportunidades de negocios entre usuarios en línea.

Los tiempos compartidos son un producto especial que ha recibido muchas críticas por las prácticas comerciales que lo soportan.

Ciudad de México, agosto 2, 2015.– En la actualidad  no es inusual que detrás del ofrecimiento de un regalo o un premio, se encuentre un vendedor de tiempos compartidos experto en presionar al ganador para que después les compre una semana de vacaciones para el resto de su vida.

O, que detrás de la oferta de un almuerzo o una ronda de golf gratis, se encuentre uno de estos personajes capaz de pasar en instantes de la exagerada demostración de atención a la neurosis.

Por este tipo de prácticas, la Profeco y la Secretaría de Turismo han puesto en marcha un plan estratégico para poner en forma y en regla a todas las empresas que administran tiempos compartidos y toda clase de reservaciones e intercambios de propiedades, incluidas la extrahoteleras a través de portales o renta vacacional.

Ahora se verán obligados a registrarse ante la Profeco, bajo el mismo proceso que han llevado a cabo las casas de empeño. Así, tendrán que cumplir con todas las reglas de registro de contratos de adhesión, tarifas de mantenimiento, precios, condiciones y los servicios que incluyen.

Igual, sí operan de manera internacional, tendrán que abrir sus oficinas en México, para que quede estipulado de una manera clara y legal ante los consumidores mexicanos  este servicio turístico.

Los tiempos compartidos dan solidez a los destinos, pues ayudan a romper con la estacionalidad de las temporadas altas y bajas, ya que sólo dos familias de cada 50 podrán usar sus espacios en Semana Santa o Navidad.

En la actualidad es difícil imaginarse a los llamados miembros de la generación Millennials, los jóvenes que nacieron en paralelo con el internet, atando el futuro de sus vacaciones a una marca y destino, por muchos intercambios que pudieran lograr cada dos años.

Hoy no sólo existen Apps para los teléfonos inteligentes, que ya están consolidados como las mejores opciones para reservar cuartos de hotel a los precios más competitivos, sino que siguen incrementándose en búsqueda de soluciones específicas.

La App más famosa es Couchsurfing el cual ofrece la oportunidad de hospedarse en domicilios de plenos desconocidos, cambiando totalmente el esquema de un tiempo compartido.

El nuevo entorno de hacer negocios en materia turística cambia y se solidifica de una manera apabullante y asombrosa.

Mexican Business Web 

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();