No todo lo que brilla es China, ni todo lo que es China brilla

China

El crecimiento económico de la República Popular de China ha dado mucho de qué hablar entre los economistas en las últimas tres décadas.

No sólo son impresionantes las altas tasas de crecimiento anual, sino también la continuidad de las mismas.

Ciudad México, agosto 11, 2015.- China ha demostrado tener autocrítica para aprender de las experiencias y diseños de un modelo con las necesidades chinas, copiando y asimilando de otros países ciertas estructuras, organizaciones y hasta tecnologías, lo cual ha logrado generar en el país asiático competitividad y aprendizaje.

Con la experiencia china se demuestra una vez más que impulsar a la par toda la economía es algo complicado y contraproducente.

El progreso en el sistema financiero, las mejoras en la organización industrial y los apoyos en la agricultura han logrado dar un gran impulso a la economía china, más no ha sido suficiente.

China es un país complejo lleno de retos, brindar mejor calidad de vida a una población tan extensa no es sencillo.

Es posible cuestionar si la apertura económica llevo a una distribución equivocada del ingreso o sí, el incremento de la producción fue insuficiente para asegurar funcionamientos y capacidades básicas.

China ya no es el boom de las empresas multinacionales, esto ha pegado drásticamente a la bolsa de Shanghái y el débil consumo interno.

El mercado chino ya no es la mina de oro para las empresas extranjeras. Muchas multinacionales están revisando a la baja sus previsiones de ventas, lo que evidencia la desaceleración del consumo.

Un tercio del crecimiento mundial sigue viniendo de China, pero su relación con el resto del mundo ha cambiado considerablemente.

China se encuentra ante una fuerte desaceleración de los sectores de la construcción y de la industria pesada, que son los pilares tradiciones de la expansión de la economía.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();