En Argentina, no todo está perdido para Kirchner

Argentina

El partido argentino; Frente para la Victoria de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, obtuvo un importante triunfo en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

En la carrera a la Presidencia de Argentina, Daniel Scioli, delfín político de Cristina, alcanzó un 38.41% de los votos frente a 30% de su opositor más cercano, tras comicios en Argentina.

Ciudad de México, agosto 12, 2015.– A principios de año, muchos daban por aniquilada a Cristina Kirchner (crisis política, polarización social, dólar en mercado negro), la sospechosa muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, era para muchos el último clavo del ataúd de su gobierno.

El pasado domingo se celebraron elecciones en Argentina, denominadas PASO (Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias), la cual sirvieron en algunos casos para determinar a los candidatos que se medirán en las elecciones presidenciales del 25 de octubre.

Las primarias abiertas arrojaron saldo favorable para el kirchnerismo en prácticamente todo el país, incluyendo, según los resultados preliminares, aquellas provincias que elegirán gobernadores, alcaldes y legisladores locales.

Cabe recordar que el fallecido Néstor Kirchner, puso fin a una prolongada crisis política y comenzó a remontar el desastre económico en que el neoliberalismo había hundido al país desde finales de los años 90.

Esta victoria parcial, que aún deberá refrendarse en los comicios de octubre y, eventualmente, en una segunda vuelta, se produce pese al embate mediático y jurídico al que se ha visto sometido el kirchnerismo.

Por ello, la decepción de las expectativas opositoras permite un respiro al gobierno de Cristina Fernández y al proyecto de transformación e integración latinoamericano, pilar fundamental del actual gobierno argentino.

Por ahora, la mayor incógnita dentro de la alianza gobernante es la orientación que tomaría un eventual gobierno de Daniel Scioli, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires.

El horizonte del proyecto construido por Néstor Kirchner y Cristina Fernández, que puso fin a la ortodoxia neoliberal impuesta tras la última dictadura militar, depende tanto de las elecciones de octubre y de una posible definición política.

Los resultados del domingo desmienten la percepción internacional de la debilidad y mala imagen del gobierno y del propio partido de Cristina Fernández.

Unos 32 millones de argentinos están habilitados para votar a los candidatos a presidente y vicepresidente, entre otros cargos públicos.

Scioli, únicamente perdió 4 de las 24 entidades federativas en las que se divide la nación de Argentina. La nación sudamericana enfrenta este domingo una de sus jornadas electorales más grandes y complejas de su historia.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();