Juventud y finanzas personales

joven-empresario

La juventud es un importante etapa para redefinir el camino que las finanzas personales tomarán.

Es importante que las personas tomen conciencia de los gastos e ingresos que los rodean y la juventud es la etapa ideal para su correcta evaluación.

Ciudad de México, agosto 12, 2015.- Hoy en día, la juventud representa un sector fundamental de la sociedad. Es en esa etapa de la vida cuando se toman muchas de las decisiones importantes para el futuro: carrera, planes laborales y por supuesto, cuestiones financieras en las que ellos también están inmersos.

Comúnmente los jóvenes tienden a evaluar o clasificar a la sociedad entre pobres y ricos, clase obrera y media, parados y empleados, directivos y trabajadores, gente de la ciudad y del campo, entre otras más, pero ello se debe a que el poder adquisitivo toma un parte fundamental de la vida juvenil.

Con base en información del Instituto Nacional de la Juventud, el 88% de los jóvenes gastan su dinero saliendo a bares al menos una vez por mes, un 57% va al cine o el teatro alguna vez en el mes, un 45% frecuenta discotecas mensualmente, en lo que menos gastan su dinero al mes los jóvenes es en máquinas de juegos y recreativos.

Un acercamiento a la educación financiera permitiría a los jóvenes  fortalecer valores de responsabilidad, compromiso y autonomía, no tan sólo para su presente, sino para el futuro.

Dos factores que ayudarían a un aprendizaje efectivo son:

Toma de decisiones: debemos permitirles tomar decisiones financieras y que logren materializar sus efectos, como quedarse sin dinero.

Escenarios reales y cercanos a su día a día: en lugar de hablar de teoría económica y los mercados globales, es importante buscar ejemplos y tomar acciones sobre temas que formen parte de su cotidianidad.

¿Se pueden invertir en la juventud?

Cuando escuchamos que alguien invierte en la Bolsa de Valores, parece lejano y exclusivo de gente experimentada, sin embargo, la juventud es la etapa ideal para hacerlo, coinciden expertos.

Incursionar en el mercado bursátil al inicio de la vida laboral da la oportunidad de aprovechar al máximo las inversiones a largo plazo, así como asumir un perfil de alto riesgo como inversionista.

Con los conocimientos pertinentes y la ayuda adecuada, la incursión en este sector puede comenzar de manera temprana y de este modo adquirir suficiente experiencia para pensar paulatinamente en distintos instrumentos de inversión, así como en niveles de riesgo.

No veo problema en que alguien menor de 30 años empiece a invertir en la Bolsa, ya hay muchas personas que lo hacen y con buenos resultados. Aquí hay dos opciones: entrar solo y asumir riesgos por nuestra cuenta, o pedir asesoría y ser apoyados en la toma de decisiones por un experto”, comenta Louis Guisset, director de Banca Privada de Invex Banco.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();