Grupo empresarial reclama reactivar industria mexicana

industria

El sector industrial puede cerrar el año con un crecimiento en su producción de 1.8% y creando alrededor de 388 mil puestos de trabajo.

Proyecto elaborado por empresarios pretende impulsar la inversión y el empleo asociados a la industria de la construcción y sus proveedores.

Ciudad de México, agosto 14, 2015.-La inversión y su reorientación hacia la industria constituyen las fuerzas motrices del proceso de crecimiento económico.

Efectivamente, dos determinantes centrales del proceso de crecimiento económico son el coeficiente de inversión (relación inversión a producto) y la relación técnica producto-capital.

Hoy en día, el aumento constante de la población y los avances tecnológicos, amplían significativamente la demanda de sectores industriales, lo que hace necesario buscar nuevas formas de expansión de los diversos clúster más relevantes del país.

Desafortunadamente, la inversión necesaria para impulsar el sector y convertirlo en fuente de desarrollo económico, sigue siendo insuficiente para lograr los objetivos planteados en su estrategia.

Ante el escenario internacional adverso, los industriales del país propusieron un paquete de acciones para reactivar la economía sin comprometer la estabilidad macroeconómica ni el control de las finanzas públicas.

En días recientes los principales conglomerados de empresarios advirtieron sobre el golpe que tendrán los bienes y servicios debido a la apreciación del dólar.

Por tal razón, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega,  planteó la necesidad de que sean adelantadas las compras gubernamentales.

Los empresarios han elaborado un plan de maniobra, que consiste en evitar el subejercicio del gasto de inversión o compra de bienes y servicios. El proyecto propone definir y difundir la agenda de obras de infraestructura a escala federal y estatal, para impulsar la inversión y el empleo asociados a la industria de la construcción y sus proveedores.

Con estas medidas, se asegura que el sector industrial pueda cerrar el año con un crecimiento en su producción de 1.8%, generando 388 mil empleos, lo que impulsaría a la economía nacional a registrar un avance de 2.4% y la creación de 665 mil puestos de trabajo en total.

Ante el descenso de la producción industrial, el efecto de la depreciación del peso en la planta productiva, la cautela del consumidor mexicano, la volatilidad de los mercados financieros y el impacto de la devaluación del yuan sobre la competencia de productos mexicanos en el mercado estadunidense, la economía mexicana crecerá por debajo del 2%, cifra menor que el periodo anterior.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();