Región Sudamericana preocupada por debilidad económica china

China

OCDE pone el acento sobre China y Brasil, dos países que han crecido con fuerza en la última década pero que han sufrido una fuerte ralentización en los últimos meses.

Una inesperada debilidad de la demanda de importaciones de China podría alimentar los temores del crecimiento económico de América Latina.

Ciudad de México, agosto 14, 2015.-A finales del año 2008, China publicó por primera vez en su historia el Documento sobre política de China hacia América Latina y el Caribe, lo cual muestra el gran interés de valorar las relaciones con esta región.

Entre los instrumentos para llevar a cabo dicha estrategia se encuentra al a inversión extranjera directa.

La globalización ha podido permitir cada vez más movimientos de flujos de capital hacia donde la rentabilidad es relativamente más alta.

Con tres décadas de reforma y apertura hacia el exterior desde 1978, China ha estado creciendo a pasos gigantescos con el modelo económico exportador atribuido a la mano de obra barata, y por supuesto, también una coyuntura internacional favorable de globalización.

Hasta la actualidad, la inversión china en América Latina se concentra principalmente en la industria de la extracción de recursos, los famosos commodities principalmente de naciones como Brasil y Argentina.

China ha sido un motor de crecimiento económico para la región con los principales proyectos de inversión para la agricultura, energía, minería, telecomunicaciones y vías de comunicación.

En los campos más ricos de las provincias argentinas de Buenos Aires y Santa Fe no solo están preocupaos por las inundaciones que pueden arruinar los cultivos de trigo, sino también por la devaluación del yuan que China ha realizado en los últimos tres días.

Los expertos advierten de que la depreciación de la moneda china puede afectar a los productos exportados por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela hacia el gigante asiático.

La devaluación del yuan no ha sido significativa en comparación con la de las monedas latinoamericanas este año.  El dólar subió en dos días el 3.5% frente al yuan, mientras que subió en lo que va del año el 30.8% frente al real brasileño.

Durante decenios China creció al 9% anual, pero en los últimos años ha bajado su ritmo al 7%. Este es uno de los motivos de la desaceleración del crecimiento latinoamericano.

Si China crece menos del 7%, la región será afectada, especialmente la exportación de materias primas. Por cada punto porcentual de crecimiento del PIB chino, el latinoamericano crece 0.7 puntos.

Mexican Business Web 

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();