Moneda china noquea exportaciones mexicanas

Analistas confirman que existe un débil crecimiento económico en China, el cual se suma al que existe en otras regiones.

Analistas confirman que existe un débil crecimiento económico en China, el cual se suma al que existe en otras regiones.

China cuenta con mucha capacidad ociosa y el estímulo de una moneda devaluada puede provocar que se vendan productos chinos a precios más baratos en mercados externos.

Ciudad de México, agosto 17, 2015.- Desde la conformación del Estado el tema de la estabilidad y crecimiento económico se ha convertido en una de sus principales tareas.

Con el ingreso a una nueva fase de la economía en donde se presenta la internacionalización de los capitales y empresas, las políticas económicas nacionales se encuentran en la necesidad de estructurarse bajo la lógica de un entorno global.

No obstante, a pesar de los continuos esfuerzos por parte de las tradicionales y nuevas instituciones; a partir de 2010 nace un fenómeno económico internacional al que hoy en día no se le ha podido dar solución.

Dicho fenómeno traspasa las barreras de la política monetaria y comercial de una nación, este paradigma ha sido denominado como la guerra de divisas.

Desde el año 2010, China ha hecho gran énfasis sobre la valoración de la divisa china, ya que gran número de analistas han predicho que esta se encuentra infravalorada, resultado de la intervención estratégica de los altos mandos de Pekín.

Por esta razón China decidió devaluar su moneda principalmente para revertir su desaceleración económica.

No obstante, su decisión implica malas noticias para el resto del mundo, pues pagaría productos manufacturados y materias primas con una divisa depreciada ante el dólar, lo que afectaría a países exportadores y comerciantes de bienes básicos, como México.

Especialistas de Banco Invex destacan que la devaluación generará consecuencias en los mercados globales, donde lo más importante es lo que los inversionistas crean.

Este existo se debe al papel que ha tomado como pieza clave su modelo de crecimiento exógeno basado en la exportación de bienes manufacturados.

Agrega que con la flexibilidad cambiaria de China, existe una mayor presión a la baja de precios, tanto de bienes manufacturados como de bienes básicos, lo que implica una situación estresante para los productores de commodities y para otras naciones que son exportadoras de manufacturas, incluyendo a México y al mismo Estados Unidos.

Ante la reciente baja en el valor del yuan, hay quienes consideran a China como una opción poco fiable para la inversión, sin embargo, se ha declarado que la anterior devaluación o ajuste, logrará que la moneda china se fortalezca.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();