La imitación de Banxico a la Fed

Banxico Prime

Banxico no cambió sus tasas de interés, ya que la Fed tampoco lo hizo,por tanto ésta se mantiene en 3%.

Banxico explicó que las condiciones cíclicas de la economía continúan mostrando debilidad.

Ciudad de México, septiembre 22, 2015.- Todos esperaban el momento en que la Reserva Federal (Fed) subiera sus tasas de referencia, a lo que muchas entidades financieras del mundo se sumarían, entre ellas el Banco de México (Banxico), pero esto no sucedió por lo que tampoco habrá cambios significantes, por el momento.

La tasa de interés que tenía Banxico era del 3%, de las más bajas que se han registrado, y ya que la Fed no altero la suya pues todo quedo igual.

La entidad mexicana explica que esta decisión de su Junta de Gobierno se toma en virtud de que estima que la postura monetaria vigente es conducente a afianzar la convergencia de la inflación a la meta permanente de 3%.

El instituto central apunta que las condiciones cíclicas de la economía continúan mostrando debilidad, aunado a que la inflación general se ubica por debajo del objetivo, y se espera que continúe así durante 2015.

Además, la inflación subyacente en sus dos componentes, de mercancías y de servicios, permanece por debajo de 3%, mientras que las expectativas de inflación están bien ancladas, a pesar de la depreciación de la moneda nacional.

Sin embargo las posibles acciones de política monetaria por parte de la Reserva Federal podrían tener repercusiones sobre el tipo de cambio, las expectativas de inflación y, por ello, en la dinámica de los precios en México.

La Junta de Gobierno del Banxico anuncia que se mantendrá atenta en la evolución de los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazos.

Banxico considera que en los mercados financieros internacionales, el factor de riesgo más importante continúa siendo la incertidumbre en torno al inicio de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos.

En México, refiere, la cotización del peso frente al dólar absorbió la mayor parte del ajuste al registrar una depreciación adicional, si bien en las últimas semanas esta se ha revertido parcialmente, pero anticipa que hacia adelante es posible que la volatilidad en los mercados internacionales continúe.

Aún así no todo esta dicho, ya que este anuncio, aunque inesperado, no será el que defina toda la política monetaria del país. En diciembre se realizará la nueva reunión de la Fed, en donde se materializará una posible alza de las tasas de interés, ya que hay una proximidad mayor a las estimaciones para la economía mundial de 2016.

En este mismo contexto, este lunes inició la semana con una subasta de  400 millones de dólares a través de subastas, instrumentos cuyo objetivo es proveer de liquidez al mercado cambiario ante la depreciación de la moneda mexicana.

En una jornada de alta volatilidad para el peso mexicano, a las 10:00 horas vendió la totalidad de los 200 millones de dólares que ofrece a diario a través de subasta sin precio mínimo, a un tipo de cambio ponderado de 16.6634 pesos, de un monto total demandado de 595 millones de dólares.

En tanto, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) finalizó este lunes con una ligero avance de 0.12% o 53.09 enteros respecto al nivel previo, al ubicar al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 43 mil 618.14 unidades.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();