Los contrastes en la economía mundial

g20_mundo

Los indicadores de crecimiento y de aceleración en ciertos países muestran que habrá pocos cambios en su economía.

Dependiendo del país, las perspectivas para la economía mundial en su conjunto muestran señales de debilitamiento y un crecimiento moderado.

Ciudad de México, octubre 8, 2015.- Los recientes acontecimientos económicos alrededor del mundo han hecho que los reportes muestren cierta disparidad en cuanto los indicadores sobre el crecimiento de las principales economías y países emergentes.

Por un lado, un estudio denominado Diagnóstico Conjunto, muestra que las perspectivas para la economía mundial este año y en 2016 mantendrán un ritmo de crecimiento moderado, sin que se haya producido el repunte esperado para el primer semestre del 2015, mientras en los países emergentes el crecimiento económico seguirá débil.

Dicha investigación la dieron a conocer ocho de los principales Institutos de Investigación Económica de Alemania, de Austria y de Suiza, enfocándose en la economía mundial y la de Alemania.

El pronóstico es que la producción mundial aumentará este año en 2.6% y en el 2016 en 2.9%. El comercio mundial en el 2015 sólo crecerá 1.2%, mientras que se estima que en el 2016 avanzará 3.4%.

Sin embargo, ese porcentaje de crecimiento es débil si se lo compara con las tasas de expansión del comercio internacional en los últimos 20 años.

La coyuntura económica en Estados Unidos permanecerá más fuerte que la de la Unión Europea. La revaluación del dólar, sin embargo, podría aminorar el ritmo de las exportaciones estadunidenses. La Unión Europea y Japón, en cambio, podrían beneficiarse de la pérdida de valor de sus monedas.

El crecimiento en los países europeos de la divisa única resulta todavía frenado por la carga de la deuda pública pero han mejorado las condiciones para el financiamiento.

La política financiera ya no constituye un freno y el ingreso real va en aumento. Debido a esos factores, la coyuntura económica europea podría continuar recuperándose.

La expansión económica en los países emergentes permanecerá débil en 2016. Brasil y Rusia podrían superar paulatinamente la recesión. Para China se estima que continuará la desaceleración de la economía.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), establece que la mayoría de las grandes economías muestran una tendencia a la desaceleración de su crecimiento.

A su vez los Indicadores Compuestos Avanzados (ICA) publicados este jueves por la organización, mencionan que el índice “muestra señales de debilitamiento del crecimiento en la mayoría de las grandes economías” mundiales. Un comunicado la OCDE, organización que agrupa a las 34 principales economías mundiales, resaltó

Estas señales de debilitamiento del crecimiento son visibles en la zona OCDE en su conjunto”.

La organización puso como ejemplo de esta tendencia a las economías de Estados Unidos y de Reino Unido, cuyo crecimiento disminuirá “aunque a partir de un nivel relativamente elevado”.

Señales de desaceleración del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) también fueron detectadas en las economías de Canadá y de Japón “aunque más moderadas”, indicó.

Por el contrario, “en Alemania y en la zona euro en su conjunto se prevé una dinámica de crecimiento estable”, destacó el organismo en el análisis de sus indicadores.

Precisó que en Francia e Italia, dos de las economías europeas del G7, los indicadores muestran una “consolidación del crecimiento” económico.

Para las economías emergentes se prevé un probable aumento paulatino de las tasas de interés en Estados Unidos pueden provocar una disminución del flujo de capital internacional en algunos países emergentes y agudizar el empeoramiento de las condiciones de financiamiento en esos países.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();