Pobreza laboral a la baja

pobreza laboral

Coneval ha dado a conocer los resultados de pobreza laboral durante el tercer trimestre del año.

Pobreza laboral disminuye en el tercer trimestre del año.

Ciudad de México, noviembre 24, 2015.- La pobreza laboral vinculada a los salarios disminuyó 3.9 % en el tercer trimestre de 2015 comparado con igual periodo del año pasado, de acuerdo con el reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Con estadísticas del Coneval, la pobreza laboral vinculada a los salarios bajó 3.9% en el tercer trimestre comparado con el año anterior.

Especialistas indicaron que la inflación inferior a 3% es el factor que explica la disminución de la pobreza por ingresos, sin embargo, eso no significa necesariamente que los salarios de los mexicanos sean mejores, sino que la recuperación del poder adquisitivo del salario viene de una tendencia decreciente del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza por Intervalos de Salarios (ITLP-IS) –indicador que muestra el avance de la pobreza por ingresos con intervalos de salarios mínimos– registró a nivel nacional un valor en el tercer trimestre de 2015 de 1.0578.

Con el valor del ITLP-IS en el tercer trimestre de 2015 se puede determinar que en ese periodo 41%  de la población a nivel nacional no pudo comprar la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo. Un año antes, en el tercer trimestre de 2014, la proporción de población con ese estatus fue de 42.8%.

Aunque la proporción de personas que no pueden comprar la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo disminuyó casi dos puntos porcentuales, todavía el porcentaje se encuentra por arriba del observado en 2012, cuando se ubicó en 40% promedio.

La ocupación en México está creciendo, pero en niveles salariales por debajo de los tres salarios mínimos, no obstante, aunque el ingreso es bajo resulta suficiente para superar las líneas de bienestar del Coneval, además de que la baja inflación ha contribuido a que no se disparen los precios de los productos, bienes y servicios.

En el tercer trimestre de 2015 la Línea de Bienestar Mínimo (canasta alimentaria) en el ámbito urbano tuvo un valor de mil 282.18 pesos y de 911.27 pesos en lo rural, mientras que la Línea de Bienestar (canasta alimentaria más la no alimentaria) tuvo un valor de 2 mil 602.95 pesos en lo urbano y de mil 675.06 pesos en lo rural.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();